Go to Top

MOCIÓN CIUDADANA IMPULSA PARTICIPACIÓN DE CAPITALINOS EN LA TOMA DE DECISIONES: ALEIDA ALAVEZ

  • La legisladora presentará iniciativa que promueve la figura de Moción Ciudadana para fortalecer la participación de capitalinos en solución de la problemática de sus comunidades y de la ciudad
  • Las propuestas deberán estar avaladas por el 0.02 por ciento de la lista nominal de la Ciudad de México
  • Si la moción es presentada por comités ciudadanos, debe contar con el respaldo del 5% del total de los comités
  • El órgano legislativo solicitará el Instituto Electoral del Distrito Federal autentificar las firmas ciudadanas

Convencida que la activa participación ciudadana en la toma de decisiones enriquecerá la democracia en la Ciudad de México, la diputada Aleida Alavez Ruiz promueve la figura de la Moción Ciudadana como una nueva forma de participación política y de interacción entre autoridades y gobernados.

Alavez Ruiz informó que presentará una iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Participación Ciudadana del Distrito Federal y  de la Ley Orgánica y del Reglamento para el Gobierno Interior de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Esta iniciativa se deriva de la profunda crisis de confianza que la población tiene en las instituciones del Estado mexicano y la falta de un ejercicio honesto de autocrítica de la clase política de la ciudad y del país, señaló la legisladora.

La propuesta consiste en que la Asamblea Legislativa y el futuro Congreso capitalino abran sus puertas para que las propuestas de los ciudadanos sean ingresadas, discutidas y, en su caso, se adopten acuerdos o la realización de actos de su competencia, explicó.

Agregó que la Moción Ciudadana es el instrumento para que los ciudadanos promuevan asuntos de su interés;  sus propuestas podrán plantear alguna necesidad o petición para poner en conocimiento de alguna autoridad o para que el órgano legislativo tome las determinaciones necesarias para atender peticiones precisas de los capitalinos.

Recordó que el Parlamento Abierto no debe ser sólo un bonito eslogan, sino una vinculación directa con la ciudadanía, por lo que debe abrirse a la ciudadanía, a sus necesidades, quejas, denuncias y peticiones concretas para ser analizadas y buscarles solución

La Moción Ciudadana, abundó, es la pauta para que la ciudadanía impulse temas que son de su interés; sus propuestas podrán plantear alguna necesidad o petición para poner en conocimiento de alguna autoridad o para que el órgano legislativo tome las determinaciones necesarias para atender peticiones precisas de los capitalinos.

Lo que buscamos, dijo, es ampliar el aspecto democrático de nuestra Asamblea Legislativa, por lo que es necesario establecer nuevos instrumentos que vinculen la participación ciudadana a procesos de toma de decisiones de manera sencilla y ágil. Es fortalecer la participación de capitalinos en la solución de la problemática de sus comunidades y de la ciudad

La iniciativa de Alavez Ruiz establece que cada petición de Moción Ciudadana  debe ser avalada por el 0.02 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de la Ciudad de México, equivalente a poco más de mil 425 personas mayores de edad, del total de los 7 millones 122 mil 992 ciudadanos, que al corte del 7 de octubre de 2016 se encontraban registrados en la lista nominal de la capital.

Si la moción ciudadana es presentada por  comités ciudadanos, se establece que sea respaldada por 5 por ciento de los comités de la ciudad, es decir 89, quienes deberán anexar a su petición las constancias de mayoría que los acrediten.

Cuando sea promovida por algún consejo delegacional, bastará con que se anexe el acta de la sesión en la que la mayoría calificada requiera la presentación de un asunto para discusión de la Asamblea Legislativa.

Entre las obligaciones que establece al órgano legislativo para hacer accesible el ejercicio de este derecho, está que deberá solicitar el apoyo de autoridades como el Instituto Electoral de la Ciudad de México para que certifiquen que los datos ofrecidos por los promoventes, ya sean ciudadanos u órganos de representación vecinal.

Una vez que el Instituto electoral haya verificado la autenticidad de los datos, turnará el caso para el trámite a la Mesa Directiva de la Asamblea o a la Comisión de Gobierno, durante los recesos, para que se proponga ante el Pleno de los periodos ordinarios o de la Comisión Permanente, para que analicen con el mismo procedimiento que se establece para los puntos de acuerdo de urgente y obvia resolución.

oooooo